El colegio Caminillo, preparado para estrenar un nuevo espacio experimental y manipulativo

El colegio Caminillo, preparado para estrenar un nuevo espacio experimental y manipulativo

Terminada la obra del 'aula de la Naturaleza', en la que el Ayuntamiento ha invertido 30.000 euros, falta el equipamiento, que correrá a cargo de la Delegación de Educación

N.J. Loja

Ya falta menos para que el aula de la Naturaleza del colegio lojeño Caminillo pueda ser usada por los escolares. Terminada la obra de adaptación de la antigua casa del conserje, este nuevo espacio experimental y manipulativo ya está preparado para su estreno, a falta de que la Delegación Provincial de Educación de la Junta lo dote del equipamiento complementario, «tal y como se comprometió», aseguró el alcalde, Joaquín Camacho, que visitó las instalaciones ya terminadas. El Ayuntamiento de Loja ha invertido en la obra de adaptación de la conserjería del colegio una partida de 30.000 euros, con los que se ha creado un aula diáfana con diferentes suministros y servicios para que los escolares puedan, a corto plazo, «manipular y conocer lo que estudian desde la experiencia», manifestaron tanto el alcalde como el concejal de Cultura y Educación, José Antonio Gómez.

Este Aula de la Naturaleza, que se prevé puedan visitar alumnos de diferentes centros educativos, se organizará mediante grupos de enseñanza cooperativa. Con diferentes instrumentos y equipos, el proyecto pretende que los escolares aprendan de otro modo, menos teórico y más práctico. Para el regidor «se hace así realidad un proyecto educativo ambicioso», el del CEIP Caminillo, en el que el consistorio ha puesto su «granito de arena». «Ahora falta que la Delegación de Educación cumpla su parte de compromiso», dijo en relación a los equipos que aún quedan por instalar en el aula, para que ésta cumpla su objetivo; el aprendizaje experimental.

 

Fotos

Vídeos