El centro comercial lojeño recibe el verano con una gran pasarela de moda

El centro comercial lojeño recibe el verano con una gran pasarela de moda
Fotos J.M.M.

ALCI y Ayuntamiento organizan la II Loja Fashion Week, para consolidar la influencia del comercio local en el Poniente granadino

NOELIA J. GARCÍA Loja

Como ya ocurriera el pasado año, la Avenida de los Ángeles de Loja -el epicentro del comercio lojeño- se convertirá nuevamente en una gran pasarela de 80 metros, por la que pasarán 150 modelos no profesionales mostrando más de 200 artículos de los 15 establecimientos participantes.

A partir de las 9 de la noche de este sábado 16 de junio, todo estará listo para este evento, organizado por la Asociación Lojeña de Comercio e Industria (ALCI) en colaboración con el Ayuntamiento de Loja y pensado para «poner en valor la importancia e influencia del comercio lojeño en la comarca», comentó la concejala de Comercio y Turismo, Paloma Gallego.

Según Paco Izquierdo, de la ALCI, la organización se vio «desbordada» el año pasado. Por eso, en esta segunda edición, la pasarela será más extensa aún, pero tan especial como la primera vez, con modelos no profesionales que son los propios clientes de los establecimientos participantes. «Son ellos y nuestros comercios los protagonistas de la pasarela», comentó Izquierdo, que explicó que estos modelos 'amateur' han recibido una 'master class' de la profesional lojeña Sara Vega, para preparar hasta el último detalle el desfile de la noche del sábado.

Con más de 500 sillas para los espectadores de las primeras filas y más de 1.200 plazas para el público del evento, la II Loja Fashion Week espera «recibir visitantes de toda la comarca y provincias cercanas, que es nuestra zona de influencia», indicó el presidente de la ALCI, Antonio Campos, convencido de que será un éxito nuevamente. «El objetivo es consolidar a Loja como referente comercial de la comarca, con uno de los centros comerciales abiertos más importantes de Andalucía», destacó el alcalde, Joaquín Camacho, mientras que desde la ALCI también elogian del evento su repercusión directa en el número de ventas que realizan a posteriori los comercios locales.

«Es un escaparate en movimiento para los negocios lojeños y queremos que tenga relevancia provincial», aseguró la concejala, que habló de mejoras en carpas, iluminación y sonido con respecto al evento de 2017. Para ello, el Ayuntamiento de Loja apoya esta actividad con 6.000 euros. «Tenemos que seguir respaldando al comercio local y mejorar nuestras calles para conseguir una ciudad más amable», apostilló el primer edil, que adelantó que en breve se instalarán tres pantallas 'tótem' para informar y hacer gestiones y, además, comenzará la colocación de los primeros contenedores soterrados en el centro histórico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos