La Casa del Marqués reestrena fachada tras quince años cubierta de andamios

La Casa del Marqués reestrena fachada tras quince años cubierta de andamios
foto JORGE MARTÍNEZ MAROTO

El Ayuntamieno de Loja ha consolidado la estructura exterior de este inmueble histórico, cuyos balcones muestran las siluetas de personajes históricos, fiestas y motivos lojeños

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Pasar por la Carrera de San Agustín a la altura de la esquina con la Cuesta Campos, en Loja, y no reparar en un gran edificio envuelto en toldos y andamios era casi inevitable hasta hace bien poco. Así era desde hace más de quince años, cuando se protegió la conocida como 'Casa del Marqués' para evitar su deterioro. Pero los efectos del paso del tiempo llegaron y ahora ha sido obligado actuar de urgencia para evitar males mayores en la casa, propiedad del Ayuntamiento.

Desde hace pocos días, sin embargo, este bonito inmueble histórico del siglo XIX luce una fachada restaurada, limpia y blanca, que presume de los muchos balcones que se reparten en su estructura exterior, además con llamativas siluetas de personajes, fiestas, motivos lojeños que "se asoman" a la céntrica calle lojeña para llamar la atención sobre la nueva estética de un edificio con mucha historia. Como se puso de manifiesto durante su presentación, el inmueble presenta ahora una nueva imagen "acorde con su importancia histórica y arquitectónica", gracias a unos trabajos de consolidación que quieren impedir que se siga deteriorando.

Según Raúl Astorga, de Taller 32 -encargado de este proyecto-, el estado del edificio “era crítico" y había perdido, por el paso del tiempo o las demoliciones de urgencia, elementos constructivos como cubiertas, forjados, pavimentos o acabados. Para garantizar la estabilidad estructural del inmueble, "se cegaron los huecos y se ejecutó una estructura de apeos metálicos que lo dota de la estabilidad perdida”. Además, "se ejecutó una nueva cubierta metálica de carácter provisional, que ahora se encarga de proteger los espacios interiores", explicó Astorga.

Respecto a la fachada, lo más visible, se le ha dotado de un nuevo acabado, en color blanco, "igual al que se observa en una de las fotografías más antiguas del edificio”, apuntó Amanda Paradís, otra de las arquitectas del proyecto. Lo último ha sido instalar unas atractivas lonas decorativas. Se ha diseñado para cada balcón una escena a contraluz de personajes -como Juan de Loxa, Ramón María de Narváez, Moraima o Pérez del Álamo- y tradiciones lojeñas -como el Carnaval, el Rosco o la Semana Santa- , así como tres paneles informativos con parte de la historia local, detallaron los arquitectos. Ellos insisten, no obstante, en que esta intervención “no debe confundirse con los trabajos de rehabilitación que necesita el inmueble”.

Para el concejal de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, con esta actuación “se empieza a recuperar el centro histórico", que continuará, dijo, con la rehabilitación de la calle Real. Por su parte, el alcalde, Joaquín Camacho, insistió en que es “fundamental” que el edificio “no se quede en el arreglo de la fachada y se consiga rehabilitar íntegramente”. En este sentido, se comprometió a seguir insistiendo en las gestiones para conseguir una subvención de 1,6 millones de euros a cargo del 1,5% Cultural de Fomento, para acondicionar el interior del inmueble y ponerlo en uso para servicios como la biblioteca, el archivo municipal y varias salas expositivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos