«El carnaval me ha enseñado templanza; está para hablar con libertad desde el respeto»

eEntrevista con

Flor González, ‘Antifaz de Oro’ del Carnaval de Loja 2018

«El carnaval me ha enseñado templanza; está para hablar con libertad desde el respeto»
N.J.G. Loja

Flor González, una de las voces más conocidas y valiosas de Loja, es el Antifaz del Carnaval 2018. Así lo ha decidido el consejo de Antifaces que, desde hace dos años, elige al merecedor o merecedora de este reconocimiento, el más importante para un ‘carnavalero’. Componente, directora musical y autora de música de la conocida ‘Comparsa de las Niñas’, Flor es una de las pocas mujeres que hasta ahora ha logrado el preciado galardón, otorgado por la Asociación Lojeña de Carnaval. Emocionada, Flor siente este reconocimiento tan suyo como de su ‘familia’ carnavalesca, ‘Las Niñas’.

–Es usted de las pocas mujeres que han sido reconocidas con el Antifaz de Oro ¿más satisfecha aún por ello?

–La verdad es que son pocas las agraciadas con este galardón, pero sí muchas las que han trabajado por el carnaval desde hace años. La mayoría desde la parte de atrás, donde no se puede o podía apreciar su labor por la fiesta: costureras, maquilladoras, madres, esposas, hijas.... que también merecen un buen reconocimiento por parte de todos los carnavaleros y lojeños. Pero no por ser mujer me siento más feliz; creo que, al menos en nuestra localidad, el ser mujer o hombre en carnaval dejó de ser relevante hace algunos años. Al menos así lo siento.

–Ha estado al frente de la primera agrupación femenina que fue a concurso. Cree que ‘Las niñas’ marcó un antes y un después en el Carnaval de Loja?

–Desde mi humilde opinión, creo que sí. Tal vez todo el mundo no esté de acuerdo con lo que pienso, pero creo que «Medina Lawsa» marcó al carnaval lojeño, no por ser el primer grupo completamente femenino que aparecía en nuestro carnaval sino porque tal vez no se esperaba que una agrupación compuesta por mujeres pudiera llenar al aficionado como lo hizo. E incluso quedar por encima de agrupaciones masculinas en el concurso. Eso hizo que otras muchas jóvenes amantes de la fiesta se dijeran «¡Yo también puedo!» y se logró tener cuatro agrupaciones íntegramente femeninas en nuestro carnaval.

–A pesar de su juventud, lleva casi toda su vida viviendo el Carnaval prácticamente todo el año ¿ qué le ha enseñado esa ‘veteranía’ que le ha convertido en el nuevo antifaz?

–Pues entre otras cosas me ha enseñado templanza, ver las cosas de una manera distinta a como las veía cuando era una jovencita... Y sobre todo, que esta fiesta es para disfrutar, está para hablar con libertad desde el respeto, no con libertinaje, que muchas veces confundimos no sólo en el carnaval sino en la vida. Y que nosotros, los que llevamos unos años en esto, somos el espejo donde se miran las nuevas generaciones de aficionados, así que nuestra labor es enseñarle que somos una gran famillia, con sus virtudes y defectos. No todo el mundo piensa igual, pero todos debemos remar en la misma dirección.

–Su extraordinaria voz le ha hecho ser reconocida en la vida cultural y artística del municipio. ¿Cree que el Carnaval necesita de las agrupaciones y de su música o más de la calle y el disfraz?

–Gracias por el piropo, pero soy más bien del montón [risas]. Pues pienso que necesita de todo: mi carnaval no se entiende sin las agrupaciones, sin el ‘3x4’ o sin el concurso del Falla, pero tampoco sin el sábado de carnaval, el pasacalles o el domingo ‘teoletero’. Pero eso depende del punto de vista de cada persona, de sus gustos o preferencias. Eso sí, sin disfraz sería imposible y cada una de las partes lo hace más grande y lo completa, además de que todo se complementa perfectamente.

–¿Cómo ha marcado su amor por la música su pasión por el carnaval?

–Desde pequeña me ha gustado disfrazarme; ya sentía la pasión por la fiesta antes de estar más en contacto con los grupos de carnaval. Si es verdad que también desde pequeña me encantaba seguir a la que fue la ‘Comparsa Cultural Lojeña’ por cada rincón donde actuaba y asistir cada año al Cine Imperial a escuchar a las agrupaciones. Pero claro, la música es parte de mi vida... y lo bueno que tienen las fiestas de nuestra localidad y, cómo no, el Carnaval, es que todas respiran notas musicales y sonetos, cada uno en una tesitura diferente, tristes o alegres, pero hacen que cada una me enganche más si cabe.

Muchos carnavales

AÑO 2000: ‘Medina Lawsa’

AÑO 2002: ‘En Silencio’

AÑO 2003: ‘El Origen de la Vida’

2004: ‘El Taller de tu Imaginación’

AÑO 2005: Organización de las Ninfas del Carnaval con la ‘Las Niñas’

AÑO 2006: ‘Sen Ji Jyo Tai’

2007: Cronista de carnaval.

AÑO 2008: Pregonera del Carnaval

AÑO 2009: Organización del Pasacalles, junto con la ‘Las Niñas’

AÑO 2010: Comparsa ‘Lavanrac’.

2011: Chirigota callejera ‘Laspreñac’.

AÑO 2012: Proyecto de carnaval infantil con dos grupos del CEIP La Victoria, llamados ‘El retorno de la Plaza’ y ‘Cada maestrillo tiene su librillo’. Proyecto sección ‘El Libreto’ en el programa de carnaval ‘El Pitorreo’.

AÑO 2016: Chirigota callejera ‘Las Colocás’. ‘Las niñas’ recibió la ‘Máscara del Carnaval de Loja 2016’.

AÑO 2017: Chirigota callejera ‘Las colocás Dos Bajo Cero’ y jurado del concurso de agrupaciones.

–Y ahora, ya con su propia familia, ¿son muy distintos sus carnavales?

–Son diferentes a cuando era una jovencita, pero es algo inevitable. En cierto modo, todos tenemos que adaptarnos a las necesidades de nuestra familia, pero eso no significa que tengamos que olvidarnos del carnaval. Este año, por motivos laborales, no podré cantar en la calle junto con mis compañeras, pero seguiré disfrutando de la fiesta dentro de mis posibilidades. Mis hijas poco a poco van determinando sus gustos, ya no es como cuando eran pequeñas, que les colocaba un disfraz y las subía en el carro o me las llevaba al concurso, así que nos vamos adaptando todos a las circunstancias. Siempre tengo el apoyo de mi marido que, aunque no sea muy carnavalero, me echa un cable para poder disfrutar de la fiesta.

–Por su experiencia, y aunque le ponga en un aprieto con la pregunta, ¿el Carnaval respira igualdad?

–Hoy en día, si nos centramos en nuestra localidad, siento que sí, aunque no siempre ha pasado lo mismo. Pero, hoy por hoy, me siento igual a todos mis compañeros carnavaleros y nadie me trata de manera diferente por ser mujer. Sí que tengo que decir que las mujeres carnavaleras estamos mucho más cuestionadas que los hombres, no por el carnaval sino por la sociedad en la que vivimos. Salir en una agrupación requiere horas y horas de ensayo y dedicación y para una mujer es mucho más complicado, porque aún seguimos llevando el peso del hogar y la familia. Por eso se critica que nosotras dejemos esos «quehaceres» para ir a ensayar o cantar; incluso las propias mujeres nos cuestionan y eso resulta bastante frustrante. Hacemos doble esfuerzo para poder compaginarlo todo.

–¿Cómo será su carnaval 2018?

–Pues igual que cada año, ya inmersa en él desde el día 9 de enero, que comenzaron las preliminares del COAC 2018, colocándome cada noche mis cascos y disfrutando del concurso gaditano, como siempre. Además, preparando ya los disfraces de mis hijas del colegio y asimilando el reconocimiento, por el que estoy enormemente agradecida. Como siempre, asistiré a todos los actos de carnaval : concurso, carnaval de calle, domingo teoletero, el pregón, del que nadie me libra [risas]... Y disfrutando mucho de mis ‘Niñas’, que, si no hay cambios de última hora, ¡estarán de nuevo cantando por las calles! Para mí son mucho más que una familia y sin ellas, sin cada una de ellas, yo no sería la misma y este Antifaz de Oro no hubiera existido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos