El Ayuntamiento lojeño premiará con 1.500 euros la mejor idea para modernizar la calle Real

El Ayuntamiento lojeño premiará con 1.500 euros la mejor idea para modernizar la calle Real
FOTO: J.M.M.

El área de Urbanismo ha convocado un concurso para que los profesionales presenten anteproyectos que hagan "resurgir" esta histórico vial

N.J.G.Loja

El Ayuntamiento de Loja premiará con 1.500 euros la idea que mejor recoja la modernización de la calle Real, una de las zonas históricamente más importantes de la ciudad y sin embargo hoy visiblemente deteriorada tanto en su urbanismo como por el estado de la mayoría de sus inmuebles.

Según el concejal de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, "es un concurso destinado a mejorar esta arteria principal, para que esa idea cuente con una partida en el próximo presupuesto municipal". El concurso, destinado a profesionales, deberá recoger el anteproyecto de cómo quedaría la calle tras su reforma. Las bases, que se publicarán estos días en la web del Consistorio, explican las condiciones que deberán guiar a los concursantes. "La intención es hacer resurgir esta calle y que los profesionales pongan su granito de arena", comentó por su parte el alcalde, Joaquín Camacho, que se refirió a "la escasa inversión que ha habido durante muchos años" en este vial, pese a su importancia y a ser una de las calles principales de la ciudad, entrada fundamental y parte del casco histórico lojeño.

FOTO: J.M.M.

Camacho insistió en que el objetivo del concurso "es revitalizar el casco histórico y que no muera". "Pero para ello es imprescindible implicar a todos los agentes: comerciantes vecinos, propietarios...", indicó. Con una acera mínima en muchos tramos, entre otros problemas, la idea ganadora deberá responder a cuestiones como la accesibilidad, la mejora del alumbrado público o la modernización de redes de saneamiento y suministro. "Lo que queremos es que la calle sea más fácil de transitar y que los vecinos puedan desarrollar su vida aquí", reiteró el primer edil.

La idea ganadora será elegida por un jurado formado por técnicos municipales, representantes políticos, miembros de la asociación de comerciantes del centro histórico y representantes de la asociación de vecinos de Mesón de Arroyo y el Taxi, colectivo este último que lleva tiempo reclamando actuaciones urbanísticas en la zona. Camacho reclamó por último la dotación de fondos europeos para subvencionar la restauración de inmuebles antiguos o la reducción de la burocracia por parte de la Consejería de Cultura para facilitar las reformas a los propietarios de edificios históricos.

Temas

Loja

Fotos

Vídeos