Alega que sus 17 plantas de 'maría' eran para infusiones terapéuticas

La plantación era de exterior, como ésta, y fue localizada por la Guardia Civil en 2015./IDEAL
La plantación era de exterior, como ésta, y fue localizada por la Guardia Civil en 2015. / IDEAL

La Audiencia confirma la pena de 3 años de prisión para el dueño de la droga, un vecino de Loja que ponía en duda que su peso alcanzara los 37 kilos

Y. HUERTASGRANADA

En el exterior de su vivienda de Loja fueron localizadas 17 plantas de marihuana de gran tamaño. Las halló la Guardia Civil en 2015. El hombre alegó en todo momento que las tenía para hacer «infusiones terapéuticas» a su madre, enferma de artritis reumatoide, y a su hermano, que padecía cáncer. Sin embargo, su versión exculpatoria no ha sido acogida por los distintos jueces que han examinado su caso. Los últimos han sido los de la Audiencia de Granada, que han ratificado los tres años de prisión que un juzgado de lo Penal de la capital le había impuesto.

En su sentencia, consultada por IDEAL, el tribunal resalta que la cantidad de sustancia intervenida en diversos lugares del exterior del inmueble del acusado «es incompatible con ese supuesto uso terapéutico por resultar sumamente excesiva con la que razonablemente pudiera dedicarse al tal especie de autoconsumo». Y es que aunque las plantas no eran muchas arrojaron un peso neto de 37 kilogramos, por lo que se consideró a este lojeño autor de un delito contra la salud pública por poseer una sustancia que no causa grave daño en una cantidad «de notoria importancia».

Para la Audiencia, esa cantidad «resulta a todas luces superior a la que pudiera destinarse a infusiones con fines terapéuticos». Recuerda en este sentido que el hombre, ciertamente, aportó documentación acreditativa de la enfermedad y fallecimiento de su hermano, así como de la dolencia de otro familiar, «pero aun admitiendo en hipótesis que una parte de lo cultivado fuese destinado a tales fines, resultaría igualmente muy por encima de las cantidades que pueden ser asociadas a tal consumo», señala. De este modo, en su resolución, dictada el 22 de septiembre, desestima el recurso de apelación que el acusado interpuso contra su condena, que fue fijada por el juez de lo Penal 3 a principios de verano y que incluyó una multa de 39.000 euros.

En la sentencia ahora confirmada, el juzgado consideró probado que la Guardia Civil localizó las plantas el 7 de septiembre de 2015, tras personarse en el domicilio de este lojeño. Los agentes solicitaron entrar al hombre y hallaron, «en el interior de un manchón de encinas, entre olivos, así como en unos huertos situados en la parte trasera y lateral de la edificación, hasta un total de 17 plantas de gran tamaño».

3,5 metros de altura

Algunas de las plantas medían más de dos metros y otras llegaban hasta los 3,5 metros. «La referida sustancia, debidamente pesada y analizada, resultó ser cannabis, arrojando un peso de 37.401,99 gramos, con un índice de THC del 10,2%». El THC es el tetrahidrocannabinol, principal constituyente psicoactivo del cannabis.

En su recurso, el procesado ponía en duda que 17 plantas pudieran arrojar un peso neto total de 37 kilos, a la vez que opinaba que era imposible que esa cantidad fuesen cogollos y hojas circundantes. Además, recordaba que el cultivo no era interior sino exterior, a la vista de todo el pueblo, así como que no estaba sustrayendo electricidad a nadie. Frente a ello, la Audiencia recuerda que una perito precisó que las plantas habían sido pesadas «desprovistas de los tallos y las raíces», por lo que concluye que el destino de tanta 'maría', valorada en 39.000 euros, era el tráfico ilícito de terceras personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos