El agua de las perforaciones del AVE procede de una tubería, según el gobierno lojeño

Gemalsa ha comprobado que no pertenece a la red pública, ha informado el concejal de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, que ha descartado con los técnicos de ADIF posibles afecciones

R.I.Loja

Tras la denuncia de ‘AVE sí, pero no así’ sobre posibles "peligros" para el acuífero a causa de las obras de la Alta Velocidad en Loja, el gobierno local ha descartado en principio cualquier "afección", tras confirmar técnicos de ADIF al concejal de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, que el agua aparecida en las perforaciones “procede de una tubería que se ha roto al hacer la cimentación y no del acuífero”, ha señalado Ordóñez en unas declaraciones.

Según el edil, "el agua procede de un nacimiento situado detrás del IES Moraima que, entre otras cosas, abastece a una fuente del barrio de la Estación”, si bien, ha matizado Ordóñez, los técnicos de ADIF no saben exactamente por dónde va esta tubería, que está justo debajo de la vía del tren y es de la época en la que había trenes de vapor. “Es lo que nos han trasladado un técnico de ADIF, un vecino de la zona que se beneficia de este manantial y trabajadores de Gemalsa, la empresa municipal de aguas", ha comentado el edil. Los técnicos de Gemalsa han comprobado que la tubería no es de la red pública de suministro, ha confirmado el concejal a los medios municipales.

Temas

Adif, Loja, Ave

Fotos

Vídeos