La aceituna aprovechada al completo

La aceituna aprovechada al completo

La cooperativa lojeña San Isidro ha recibido en Bruselas el premio Agriforvalor por su innovación, que logra convertir los residuos del olivar en abono de máxima calidad

Noelia Jiménez García
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

«Con esta innovación completamos el ciclo», explican desde la Cooperativa Agrícola San Isidro, una de las de mayor producción olivarera de España y el mundo. Esta sociedad lojeña ha recibido muchos reconocimientos a lo largo de su historia, a su aceite y sus procesos en la producción oleícola, pero ahora el premio les llega por su capacidad para innovar. «Podemos decir que hemos conseguido hacer como con el cerdo, aprovechar todo», comenta José Velasco, presidente de la cooperativa de Loja.

Y es que el logro ha sido, a través de una inversión de en torno a 180.000 euros subvencionados por la Junta de Andalucía con fondos europeos, crear las instalaciones y el proceso para convertir los residuos del olivar -en este caso los restos de poda y el alpechín- en compost de alta calidad. «Nuestra innovación es que, al tiempo que se gestionan los residuos, cuya eliminación hasta ahora era un problema, se produce un nuevo coproducto que, a la vez, puede ser usado por nuestros cooperativistas o por cualquier agricultor que adquiera el compost que salga de aquí», indican desde San Isidro, visitada por el alcalde lojeño, Joaquín Camacho, con motivo de este último reconocimiento. Los resultados de este abono ya se han comprobado, y según un test de calidad de germinación del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas), el compost salido de este nuevo proceso tiene un máximo rendimiento en las tierras.

Satisfechos con la evolución de la cooperativa desde su creación hace décadas, los cooperativistas lojeños han recibido en Bruselas por esta innovación el premio 'Agriforvalor' al mejor modelo de negocio en Andalucía. Su mérito: el uso de residuos de biomasa agrícola y la búsqueda de nuevos mercados de negocio en esta materia. Con ello, «la aceituna se aprovecha al completo». En este nuevo proyecto, cuyas naves e instalaciones ya están listas, la cooperativa cuenta con el apoyo de los investigadores de la Universidad de Granada y el Centro Superior de Investigaciones Científicas.

El proyecto Agriforvalor, en el que participa la cooperativa lojeña, tiene como objetivo acercar a los profesionales del sector agrícola y forestal con investigadores, asociaciones, clusters, bio-industrias a través de redes de colaboración para la innovación centradas en la valorización y explotación de residuos de biomasa agrícola y forestal. El consorcio en el que participa la cooperativa San Isidro está formado por 16 socios de Alemania –coordinadores del proyecto- Irlanda, Bélgica, Países Bajos, Hungría y Andalucía con la Agencia Andaluza del Conocimiento, Cooperativas Agro-Alimentarias de Andalucía, Asociación de Empresas Forestales y Paisajísticas de Andalucía (AAEF) y el Gabinete de Iniciativas Europeas.

La entrega de premios ha tenido lugar en el transcurso de la conferencia «Productos secundarios potenciales para una Bioeconomía Sostenible» celebrado en Bruselas en la que se han presentado los logros y éxitos más significativos del proyecto y una herramienta interactiva en línea para la biomasa secundaria, galardonada como la «Mejor Herramienta de Innovación» en el CommBeBiz Innovation Award 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos