Más de 3.000 escolares se unen para mostrar la solidez del Carnaval lojeño

Más de 3.000 escolares se unen para mostrar la solidez del Carnaval lojeño
FOTOS: JORGE MARTÍNEZ MAROTO

Los niños de los centros de Educación Infantil y Primaria animaron el centro de Loja con un divertido pasacalles con disfraces que volvieron a sorprender

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Cuando ya es difícil esperar nuevas sorpresas, los escolares lojeños lo consiguen. Un año más, los centros educativos de Loja se han unido para ofrecer un pasacalles infantil de Carnaval, una actividad que, lejos de decaer, cada año se renueva en imaginación, vitalidad y espíritu carnavalesco. Más de 3.000 niños y niñas desde los pocos meses de edad hasta los 12 años han participado en este recorrido urbano, que ha demostrado la solidez del Carnaval lojeño con una afición que debe comenzar desde las nuevas generaciones.

Mientras que los CEIs Huerto Olivo, Infanta Cristina y Granja Lúdica se unieron a la fiesta desde la plaza de la Victoria, los centros de Educación Infantil y Primaria del casco urbano iniciaban su paseo carnavalesco desde el recinto ferial, para dilatar un desfile que durante buena parte de la mañana animó y emocionó a los vecinos que esperaban en el centro comercial de la ciudad. Personajes del fondo del mar en los disfraces del CEIP Elena Martín Vivaldi, motivos escolares y de su 50 aniversario en los 'tipos' del colegio Caminillo, personajes de otras galaxias para engalanar el pasacalles del CEIP San Francisco, una representación de países de todo el mundo entre los escolares del CEIP Victoria y diversas civilizaciones y culturas en los trajes del CEIP Rafael Pérez del Álamo, se mezclaron con las abejas, pollitos, huevos, productos de la huerta y duendecillos del bosque de los Centros de Educación Infantil, con los benjamines de Loja.

Tras semanas de preparativos, reuniones, diseño y confección de trajes, el Carnaval de los más pequeños ha vuelto a cumplir y crecer un año más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos