Zaid Ait y Gemma Arenas revalidan su triunfo en el maratón de la Abades Stone

Gemma Arenas, a su llegada a meta. /FOTOS: JORGE MARTÍNEZ MAROTO
Gemma Arenas, a su llegada a meta. / FOTOS: JORGE MARTÍNEZ MAROTO

Jacob Gutiérrez y Miriam Varón fueron primeros en la media distancia y Marcelino Jesús Santana y Mª Carmen Fernández en los 13 kilómetros de este bonito trail lojeño

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

La IV Abades Stone Race fue otro encuentro entre deporte y naturaleza. Entre afán de superación, dureza y técnica deportiva y una impresionante experiencia entre parajes tan singulares como la caliza Sierra Gorda de Loja o el Charco del Negro. Por eso, casi 700 personas se volvieron a animar a participar en esta prueba, organizada por el club Mala Cara con la colaboración del Ayuntamiento de Loja y el patrocinio del grupo Abades.

Volvió a haber deporte para todos los perfiles. Los más "osados", como los definía el presidente del club Antonio García, se atrevieron con la distancia de maratón. 43 kilómetros repartidos en una impresionante 'V' que va de la Sierra de Loja al Monte Hacho con el recorrido urbano en el tramo intermedio. En la modalidad 'reina' de la prueba revalidaron su triunfo Zaid Ait, del Buff Pro Team, que terminó la carrera en 4:11:36, y Gemma Arenas, del Dynafit Team, con un tiempo de 05:15:33. Ambos corredores reconocían en la llegada a meta que la carrera 'larga' de este año ha sido más complicada, más técnica, con una subida al Hacho -el segundo monte de la competición- más complicada por un acusado desnivel que cargaba las piernas de los deportistas. "Ha sido más dura, pero mejor, mucho más bonita", coincidían Zaid y Gemma, encantados de volver a Loja otro año más.

Tras ellos, buenos tiempos también. Despues del ganador absoluto, llegaron con poca diferencia el noruego Hans Smedrod, con 4:12:40 en el cronómetro, y el lojeño Mauricio Lobato, del Mala Cara, que terminó la carrera en 04:14:01. Igualmente espectaculares fueron los tiempos del también lojeño Salvador Olivas, del Sapiens Human, que hizo el maratón en 04:33:16, y José Miguel Suárez, del Gallipatos de Parapanda, que marcó 04:52:51 al pasar por el arco.

En cuanto a las mujeres, y después de Gemma, los mejores tiempos de los 43 kilómetros fueron para Noelia Camacho del Club Hockey Alcalá, con 06:07:35; Flora Morandi con 06:15:24; la lojeña Mercedes Pérez, del Mala Cara, con un tiempo de 06:35:33; y Davinia Corrales, del Bicha Trail, con 06:35:34.

Media y 'mini' trail

Tan brillante como la distancia larga, fue la carrera de 23 kilómetros. En ella triunfó Jacob Gutiérrez, con un tiempo de 02:01:38. Tras él, entraron en meta José Antonio Castilla del Caracoles Running, con 02:11:50, y Pedro Alonso Tejero del Archidona Gym Running, con 02:12:27. Jorge Santana logró el cuarto puesto con 02:14:55 y José Pérez se hizo con el quinto con 02:16:25.

Miriam Varón fue la primera de las mujeres que completó la distancia media, y lo hizo en 03:11:34. Mia Taini con 03:20:14, la lojeña Nieves Cuesta con 03:23:34, Inmaculada Bertos con 03:31:46 y Amelia Sierras con 03:34:32 completaron el podio de esta prueba, también de gran dureza para los corredores.

En la modalidad 'mini' del trail destacaron Marcelino Jesús Santana con 01:03:55, Juan Manuel Pelaez -del RioRunners- con 01:04:57, José Antonio Caballero -del Alcaudete- con 01:05:49, José Manuel Ortega -del CRD Sacuete Infeliz- con 01:06:04 y Manuel Ortiz con 01:09:07. Mª del Carmen Fernández Barea con un tiempo de 01:21:59 , Myriam Carrasco con 01:24:35, Carmen Campaña con 01:27:26 , Mónica Izquierdo con 01:28:52 y Ana Juárez con 01:31:46 fueron las cinco primeras corredoras de la carrera 'corta' de este trail, que ofrece opciones deportivas para casi todos los perfiles. Y, de hecho, también fueron cientos de personas las que participaron en el 'Senderismo Stone', que recorrió otros 13 kilómetros -en este caso andando- con esa espectacular subida hasta la Cruz de Periquetes, desde donde se divisa en toda su extensión el hermoso casco urbano de Loja.

Completó así la Abades Stone Race un fin de semana de máximo nivel deportivo que, por fortuna, el tiempo atmosférico finalmente respetó.

Fotos

Vídeos