TERCERA DIVISIÓN

El Huétor Tájar no quiere especular con su ventaja en Tarazona

Lance del partido de ida, donde se impuso el Huétor Tájar.
Lance del partido de ida, donde se impuso el Huétor Tájar. / CHAPA
  • Germán Crespo ha previsto una sesión de entrenamiento esta tarde sobre el mismo césped del partido, antes de que los jugadores se relajen viendo la final de Copa

Manu Daza mostró el camino con un tempranero gol en el Miguel Moranto pero si el Huétor Tájar piensa por un solo minuto de los noventa que le restan a esta eliminatoria, que aquel tanto servirá para entrar en el bombo de la segunda ronda, comprará muchas participaciones para caer eliminado.

La vuelta ante el Tarazona se juega mañana a partir de las 18:30 horas en un municipal que rozará el lleno con entradas entre 10 y 15 euros. Cerca de mil quinientas gargantas empujarán al equipo zaragozano en su tercera fase de 'play off' consecutiva, porque allí se habla de eliminatoria abierta.

Germán Crespo se ha llevado a todo el plantel. «Están todos disponibles para jugar», dice. Sabe que el Tarazona vuelve a partir como favorito y que si el Huétor Tájar quiere darle la vuelta a la situación deberá anotar al menos un gol. Además, reconoce el entrenador que «este equipo -el Huétor Tájar- no sabe especular con el resultado o jugar a defender. Es un equipo con mucha juventud, al que le gusta tener el balón y mostrarse ofensivo. Si queremos pasar la eliminatoria, sabemos que debemos anotar al menos un gol en ese campo», abunda.

Plan de viaje

El equipo salió en la medianoche de ayer en autobús y tiene previsto llegar esta mañana a Tarazona, municipio que pertenece a la provincia capital de Aragón, pero que se sitúa al oeste, orillado a Soria, a La Rioja y Navarra. En total, 750 kilómetros que cargarán las piernas de los jugadores. Por eso, el club ha previsto el almuerzo de los futbolistas a las 13:30 de hoy y dar unas horas de descanso.

A las 18:30 se realizará una sesión suave de entrenamiento sobre el mismo césped en el que mañana se juega el partido. Tras la práctica, los jugadores se reunirán en el hotel para ver la final de la Copa del Rey, antes de irse a dormir. Mañana darán un paseo por la mañana y el entrenador ofrecerá la última charla antes del encuentro. Todo está dispuesto.