El Huétor Tájar vuelve a remontar y ya está más cerca de su primera fase de ascenso

El Huétor Tájar vuelve a remontar y ya está más cerca de su primera fase de ascenso
/ FOTO JORGE MARTÍNEZ
  • Dos goles de Eric y uno de Manu Daza y Alberto dan a los de Germán Crespo un importante triunfo

El Huétor Tájar huele ya la que sería su primera fase de ascenso a 2ª División B. Los de Germán Crespo siguen haciendo del Miguel Moranto un auténtico fortín y acabaron goleando al River Melilla por 4-2 en un partido en el que empezaron perdiendo con un gol en el primer minuto.

Pero a este Agroisa Huétor Tájar ya no le asusta tener que remontar, puesto que ya ha venido haciéndolo en los últimos partidos. Aunque no es lo ideal ni lo deseable, el equipo hueteño ha demostrado que no se arruga y no tiene miedo a nada y la ilusión por alcanzar su primer play-off le hace superarse cada jornada.

Esta vez fue ante un conjunto melillense que llegó al Miguel Moranto sin tener asegurada su permanencia. De hecho, los norteafricanos se adelantaron en el primer minuto por medio de Melik, quien aprovechó un centro de Saladin para batir a Duesca con un fuerte disparo que se coló junto al poste derecho (0-1).

No tardó el Huétor Tájar en responder y Manu Daza avisó en el minuto 3 con un disparo que sacó Aomar a córner. Duesca también intervino en la siguiente jugada para evitar una ocasión de Bilal, que el portero hueteño evitó en el mano a mano.

Fueron unos minutos de llegadas por parte de ambos equipos, en un partido loco y con acciones rápidas que llevaban el balón de una portería a otra. Entonces comenzó a aparecer Eric. El delantero camerunés del Huétor Tájar monopolizó las siguientes llegadas, hasta marcar dos goles en apenas dos minutos.

Avisó antes en el mintuo 15 con una acción personal y un disparo desde la frontal que atrapó el portero. Cuatro minutos después puso el empate en el electrónico al aprovechar un envío de David Aguilar desde la derecha. El delantero no se lo pensó y tal y como le llegó el balón golpeó con fuerza, batiendo a Aomar junto a la base del poste. Tan solo dos minutos tardó en darle la vuelta el solito al marcador. En el el 21' robó el balón en la frontal y volvió a disparar sin pensárselo, marcando un golazo por la escuadra que ponía el 2-1 y confirmaba la remontada.

De ahí al descanso todavía hubo tiempo para un gol más de los locales, obra de Manu Daza, al transformar un penalti cometido sobre el propio delantero hueteño. Con el 3-1 en el marcador se llegó al descanso, después de que Sidi lo intentara para los melillenses con una falta directa que rozó el poste.

Más tranquila en cuanto a ritmo y ocasiones fue la segunda parte, pues el juego se desarrolló mayoritariamente en el centro del campo. Aun así se produjeron algunas situaciones de peligro, especialmente en la portería del River Melilla. La primera la tuvo Manu Daza con un disparo desde la frontal del área que atrapó en dos tiempos y con apuros el portero.

En el minuto 62 fue Alberto Sánchez el que lo intentó con un disparo que sacó a córner el portero Aomar. El delantero hueteño puso a prueba al guardameta tras robar el balón y lanzar un rápido contragolpe. Precisamente, en una acción igual a la anterior llegó, un minuto después, el 4-1, obra del propio Alberto. Tras robar el balón se plantó ante el guardameta, al que batió con un disparo cruzado a la derecha.

Mientras, el River Melilla tan solo pudo maquillar el resultado con el 4-2 definitivo, que llegó en el minuto 66 por medio de Borja, también en acción individual. La última ocasión de peligro, ya en la recta final, la puso Manu Daza en un lanzamiento de falta desde fuera del área que atrapó el portero.