El Huétor Tájar gana el derbi ante el Motril y se acerca al play-off

El Huétor Tájar gana el derbi ante el Motril y se acerca al play-off
/ FOTO JORGE MARTÍNEZ
  • Manu Daza, en dos ocasiones, y Eric dan el triunfo a los de Germán Crespo, que se mantienen entre los cuatro primeros

El Huétor Tájar de Germán Crespo no cede y continúa haciendo del Miguel Moranto un auténtico fortín en el que hace más de seis meses que no gana ningún equipo. El último en marcharse con el mal sabor de la derrota ha sido el Motril, que cayó en el derbi de la jornada y casi entierra sus opciones de seguir luchando por un puesto entre los cuatro primeros.

El 3-1 final a favor del Huétor Tájar, por el contrario, acerca un poco más al equipo del Poniente a ese soñado puesto de play-off que vuelve a estar a tiro. Los de Crespo dependen de sí mismos en las cuatro jornadas que restan y no tienen mal calendario para refrendarlo en las próximas semanas.

El choque, como se esperaba, tuvo mucha emoción y no se decidió hasta los minutos finales, cuando el partido parecía ir camino del empate. Pero en esos últimos minutos Eric y Manu Daza se encargaron de dejar los tres puntos en casa y convertir el final en una auténtica fiesta entre la parroquia local, que vez cada vez más cerca el histórico momento de jugar por primera vez una fase de ascenso.

Y eso que el Motril empezó mejor en el partido, con una buena ocasión de Ramiro que acabó en córner y un posterior remate de cabeza de Sergio Bustos por encima del larguero. Los de José Manuel García empezaron bien el choque, pero el Huétor Tájar respondió con un buen disparo de Joaquín que sacó con apuros Josemi y Eric estuvo a punto de cazar en el rechace.

Precisamente, cuando mejor parecía estar el Motril, llegó el tanto local, obra de Manu Daza, en una indecisión local que el delantero hueteño no desaprovechó para marcar con apenas ángulo y a poca distancia de la portería. Era el minuto 23, pero cuatro después llegó el empate por medio de Chendo, que batió a Duesca con un disparo raso y ajustado al poste izquierdo. Incluso se anuló otro gol al propio Chendo por un supuesto fuera de juego tras un espectacular disparo de Moi Gómez al poste.

De ahí al descanso no hubo mucho más, salvo una acción individual de Quevedo, que disparó fuera a la izquierda del marco. El primer tiempo terminó pidiéndose la segunda amarilla a Sergio Bustos tras un agarrón a Eric.

El segundo tiempo comenzó con una clara ocasión para el Motril que Moi Gómez no acertó a culminar. Lo hizo muy bien al controlar el balón por encima de un defensor, pero no acertó en la definición con toda la portería, enviando el balón fuera. Respondió bien Eric, que no acertó solo ante Josemi, que consiguió salvar el mano a mano.

A partir de ahí pasó a dominar el Huétor Tájar, ante un Motril que apenas llegó en la segunda parte. Así, Esteban, en un remate de cabeza por encima del larguero y Eric, en una acción personal cuyo disparo atrapó Josemi, volvieron a poner el peligro en el marco visitante.

Más clara fue la ocasión del camerunés (63') en un remate de cabeza que repelió el larguero, pero el empate se mantenía en el Miguel Moranto. Así fue durante muchos minutos, hasta que, a tres minutos del tiempo reglamentario, volvió a aparecer Eric para cabecear un córner de Manu Daza y batir a Josemi. Era el 2-1 que volvía a poner al Huétor Tájar por delante en el marcador.

De ahí al final Ramiro tuvo cerca el empate con un disparo desviado. Pero fue Manu Daza el que puso el 3-1 definitivo, pasando diez minutos del tiempo reglamentario, en un penalti sobre Adri que el delantero hueteño transformó para desatar la explosión de júbilo entre la parroquia local y acercar un poco más a su equipo al play-off de ascenso. Restan cuatro partidos, pero el sueño parece más cerca del Huétor Tájar.