Tercera División

El Maracena merece más ante el Loja pero paga la 'empanada' con la que inicia el derbi local

Un balón sin dueño en el Maracena-Loja de ayer. /R. L. PÉREZ
Un balón sin dueño en el Maracena-Loja de ayer. / R. L. PÉREZ

Un tempranero tanto de Fefo condiciona a los locales, que empataron por medio de Luis Enrique pero no lograron voltear la contienda

FRAN ESPIGARESMARACENA

El Maracena mereció mejor botín que el del empate tras la disputa de un derbi provincial en el que el Loja supo aprovechar a las mil maravillas su letargo inicial. Tras la 'empanada' con la que comenzó encarando el duelo, el cuadro azulado creó y jugó más y mejor que su oponente, pero careció de la mordiente necesaria como para hacerse con los tres puntos puestos en litigio.

El cuadro visitante arrancó el choque con las ideas más claras. A pesar de la necesidad que tenían por conseguir los primeros puntos del curso los locales no pudieron poner cerco a su rival en los primeros compases del duelo y fruto de ello llegó el primer tanto de los pupilos de Diego Delgado. En una buena jugada colectiva, Fefo, que se está erigiendo como uno de los goleadores de los del poniente, aprovechó la acción visitante para marcar el primer gol del encuentro.

El Maracena tardó en reaccionar y no pudo poner en aprietos a su rival hasta pasado el ecuador del primer periodo. los jugadores de 'Cheíto' despertaron y comenzaron y jugar con mayor verticalidad. El cuadro azulino gozaba de llegadas, pero no concretaba ninguna jugada sobre la meta de Óscar. Eso sí, en la recta final, Luis Enrique aprovechó un balón filtrado dentro del área para establecer la igualada antes del descanso que hacía justicia a lo visto hasta el momento.

En el segundo periodo los maraceneros comenzaron mejor que su rival. El cuadro de 'Cheíto' no quiso dar pie a una posible reacción lojeña y continuó aumentando su presión. Así, el cuadro metropolitano se hizo dueño y señor del juego y las ocasiones se sucedían sin que de nuevo se concretase ninguna. Entretanto, el Loja buscaba la reacción tímidamente pero los cambios no surtían el efecto deseado. El que más lo quería era el bando azulillo y las llegadas se sucedían sin que llegará el tanto local.

El Loja se defendió bien y pudo al menos defender el punto que tenía en su poder como mal menor. El Maracena lo intentó de todas las formas pero el choque finalizó con el empate que benefició mucho más a unos lojeños que ofrecieron una pobre imagen frente a un Maracena que mereció la victoria, según el saldo global.

Fotos

Vídeos