La carrera 'Villa de Salar' llega a su VIII edición con historia y solidaridad

Imagen de la carrera del pasado año. /FOTO JORGE MARTÍNEZ MAROTO
Imagen de la carrera del pasado año. / FOTO JORGE MARTÍNEZ MAROTO

La prueba salareña, que ofrece a los corredores una visita guiada al yacimiento romano, incluye una donación a la asociación de afectados por el Síndrome de Dravet

N.J.G.Salar

Este domingo 7 de octubre se celebra la VIII Prueba de Fondo 'Villa Romana de Salar', de nuevo incluida en el Gran Premio de Fondo de Diputación Provincial. Según las previsiones del área de Deportes del Ayuntamiento salareño, se espera que más de 800 corredores participen en esta prueba de diez kilómetros, cada año más consolidada en la agenda de los 'runners' granadinos.

Organizada por el Ayuntamiento de Salar con el apoyo de Diputación y la colaboración del club local Caracoles Running, la carrera tiene este año dos aspectos novedosos; por un lado, la promoción turística de su enclave histórico y, por otro, el toque solidario que el municipio ha querido dar a la prueba de este año. Y es que el Ayuntamiento ofrecerá a todos los corredores que presenten su dorsal una visita guiada la tarde del domingo, para que puedan conocer el yacimiento de la Villa Romana y los últimos hallazgos de esta importante excavación. Además, el Consistorio salareño hará una donación a la Asociación de Afectados por el Síndrome de Dravet, una encefalopatía epiléptica muy severa que afecta al desarrollo cognitivo desde los primeros años de vida.

En paralelo a la carrera, que comienza a las 11 de la mañana, el pabellón municipal concentrará numerosas actividades y servicios, como 'stands' de varias asociaciones, ludoteca para los pequeños o guardarropa para los corredores. Además, la AECC ofrecerá, como es habitual, la participación en el dorsal solidario.

Igual que en otras ocasiones, se premiará a los cinco primeros clasificados de las categoría absoluta y local, femenina y masculina. En cuanto al recorrido, será idéntico al de las últimas ediciones: diez kilómetros muy diversos en los que el corredor se enfrenta a una primera mitad muy rápida y una segunda parte que se caracteriza por un ligero ascenso, hasta la llegada al pueblo, donde se sucede un tramo de dos kilómetros de subidas y bajadas 'rompepiernas'.

Cada kilómetro de la prueba estará señalizado, habrá avituallamiento y aparcamiento para los corredores, que recibirán con su dorsal una bolsa-gym con camiseta y varios obsequios. La prueba cuenta con la colaboración del club de atletismo Caracoles Running, el voluntariado deportivo de la localidad, la Guardia Civil, la Policía Local y Protección Civil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos