La IV Abades Stone Race repetirá su apuesta por tres distancias diferentes

Imagen de la carrera del pasado año.
Imagen de la carrera del pasado año. / JORGE MARTÍNEZ MAROTO

El ‘trail’ lojeño, que será el 4 y el 5 de noviembre, abre el plazo de inscripción para sus carreras de 43, 23 y 13 kilómetros y la ruta senderista

NOELIA JIMÉNEZ GARCÍALoja

Los corredores de montaña que esperan la Abades Stone Race cada otoño ya pueden inscribirse en esta dura competición, organizada por el Club Mala Cara y el Ayuntamiento de Loja con el patrocinio principal del Grupo Abades. Quedan más de dos meses para la cita con la Stone Race, la carrera de la Sierra de Loja, pero el club lojeño Mala Cara sabe que son muchos los que siguen esta prueba, de máxima dureza y que este año repite su apuesta por tres distancias muy diferentes en todos los sentidos.

Con 750 plazas en total, la IV Abades Stone Race se celebrará el 4 y 5 de noviembre e incluirá nuevamente itinerarios de diferente grado de dificultad para satisfacer a todo tipo de deportistas. Con dificultad muy alta están los 43 kilómetros y 2.570 de elevación acumulada de la Stone Race, que recorre las dos montañas lojeñas, la Sierra Gorda y el Hacho. En un nivel algo inferior pero también con alta complejidad se proponen los 23 kilómetros y 1.265 metros acumulados de la Media Stone Race –que se sigue ciñendo a la Sierra de Loja– y el Medio Kilómetro Vertical –1,8 kilómetros con 485 metros de elevación acumulada–.

Deporte inclusivo

Para deportistas menos experimentados, se vuelve a proponer como se ha hecho desde 2013 el Senderismo Stone –con 13 kilómetros de recorrido por el macizo lojeño– y el Mini Stone Race –trece kilómetros pero de trail–.

Según informan desde el Club Mala Cara, las carreras y sus itinerarios son casi idénticos a los del pasado año. Las pruebas de Media y Mini Stone Race tienen un precio de 18 euros, la Stone Race costará este año 25 euros y el Senderismo Stone vale 15 euros. El Stone Medio Km Vertical, por su parte, se realizará el sábado 4, el día previo a las tres grandes carreras y el senderismo, y será gratuito para los inscritos en alguna modalidad –con un precio de 5 euros para no inscritos–.

A falta de conocer a qué ONG o colectivos ayudará este año la competición, la Abades Stone Race sí que mantiene su carácter solidario y, además, este año la organización anuncia «novedades interesantes en materia de deporte inclusivo, para hacer más accesible la prueba a las personas con discapacidad», adelanta el presidente del Mala Cara, Antonio García.

Fotos

Vídeos