La Virgen de las Angustias luce en su ermita tras su restauración más importante

La hermandad celebró un besamanos, una ofrenda floral y una misa para presentar la talla tras su mejora a cargo de Clemente Rivas

N.J.G.Loja

La Hermandad de la Santa Vera Cruz y Nuestra Señora de las Angustias de Loja presentó este fin de semana la restauración de su virgen en la que es su sede canónica, la ermita de Jesús Nazareno. Allí celebró un solemne besamanos, una ofrenda floral y una misa para presentar la mejora de la talla, la más importante hecha desde su estreno en 1940, cuando fue realizada por el imaginero José Garnelo y Alda. La renovación actual ha sido realizada por el restaurador de Puente Genil Clemente Rivas y era muy esperada por los cofrades lojeños, que acompañaron a una hermandad cuyos orígenes se remontan al siglo XVI.

Cientos de lojeños, entre los que se encontraban representantes de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Loja, se acercaron hasta la ermita de Jesús para ver a la virgen, que lucía el manto y la saya de 1857 con la que procesiona cada Viernes Santo y que regaló a la hermandad el general Narváez.

La imagen restaurada ha recuperado la policromía de cabeza y manos. Además tiene un nuevo candelero y una nueva articulación para sus brazos y manos. En la misa en su honor, cantó la Coral 'Mª del Carmen Romero Avellaneda' de Loja. La Junta de Gobierno de la Santa Vera Cruz y Nuestra Señora de las Angustias dice sentirse "muy satisfecha con el enriquecimiento del patrimonio artístico de la hermandad".

Fotos

Vídeos