La Borriquilla y la Virgen de la Luz iluminan el Domingo de Ramos lojeño

fotogalería

/ fotos JORGE MARTÍNEZ

  • DOMINGO DE RAMOS

  • Acogida multitudinaria de las dos imágenes titulares de la segunda jornada de la Semana Santa Lojeña

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús en su Entrada a Jerusalén, Ecce Homo y María Santísima de la Luz hizo ayer su salida procesional con un ambiente primaveral y una acogida tan multitudinaria como la de los últimos años, cuando afortunadamente el tiempo atmosférico se ha aliado con las ganas e ilusión que cientos de cofrades ponen a sus respectivas estaciones de penitencia.

El Domingo de Ramos fue así luminoso, tanto como sus dos imágenes titulares, ‘La Borriquilla’ y la Virgen de la Luz, figuras complementarias de una jornada que se reparte en dos salidas, una matutina y otra vespertina. El Domingo de Ramos lojeño comenzó a las 10 de la mañana con el recorrido de Nuestro Padre Jesús acompañado en el cortejo por los pequeños hebreos y sus palmas y ramas de olivo y portado por una treintena de horquilleros de inmaculado blanco y elegante burdeos.

En las calles, miles de vecinos esperaron entusiasmados el paso de una de las imágenes más queridas, con sede canónica en la Iglesia de la Encarnación, a donde regresó tras tres horas de recorrido. Ya por la tarde, la Iglesia Mayor volvió a presenciar la hermosura en el paso de las horquilleras de la Virgen de la Luz, tallada por el maestro cordobés José Antonio Cabello y que este año estrenaba una nueva saya, de diseño clásico y adaptado a la forma trapezoidal del vestido. La 'Luz de Loja', como sus cofrades y devotos la llaman, resplandeció un año más al ritmo de los tambores de la hermandad y la Banda de Música de Loja, ante la emoción de sus penitentes y mantillas.

La hermandad del Domingo de Ramos lojeño, que dice querer “seguir creciendo en devoción y convivencia”, tuvo muy claro cuál fue su momento favorito del día. “El encierro de ambas imágenes. En ese momento los nervios han pasado y sólo queda el buen sabor de haber disfrutado un año más de nuestros titulares, arropados por el pueblo de Loja”, aseguraron a IDEAL desde la hermandad, cuyo objetivo para los próximos años es la salida del Ecce Homo, una talla anónima del siglo XVII -relacionada con la escuela granadina- que esperan que pueda salir en procesión en los próximos años.